Cómo una nota dejada en el baño de un avión salvó a una niña víctima del tráfico de personas

0 5

El tráfico de personas es una realidad alrededor del mundo. Nadie lo puede negar y las acciones contra ello se toman a diario por las diferentes autoridades gubernamentales de los países que luchan contra esta problemática. Ahora, que una niña sea salvada de ser víctima del tráfico de personas no es algo que suceda a diario, lamentablemente, pero fue lo que le pasó en vuelo de Alaska Airlines en 2011.

Esta es la historia de Shelia Fedrick, una azafata de la aerolínea que se convirtió en un héroe para la adolescente a la que le esperaba un terrible futuro y que ahora se ha viralizado en las redes como una noticia que merece ser contada, a pesar de haber pasado hace seis años.

Una nota la salva de ser víctima del tráfico de personas

La historia comienza con la azafata, Fedrick, se fija en una adolescente de aspecto descuidado y desaliñado que se encontraba sentada junto a un hombre, mayor y bien arreglado. El instinto de Fedrick le dijo que algo andaba mal, que esa carita de tristeza que cargaba la pequeña no era normal así que decidió tomar acción.

Después de comprobar que el hombre no dejaba que la niña entablara conversación con Fedrick, ella decidió dejarle una nota a la muchacha en el espejo del baño en caso de que necesitara ayuda. La niña respondió, y Fedrick pudo alertar al piloto, quien avisó a la seguridad y a la policía del aeropuerto del destino.

La importancia de reconocer a una víctima del tráfico de personas

Las aerolíneas de hoy en día han reconocido la importancia de conocer las señales que estas víctimas pueden estar dando y han entrenado a sus empleados para descubrirlas. Es eso lo que ha hecho Alaska Airlines, y es así como Fedrick ha podido salvar a la niña.

Es hora de que tomemos consciencia con respecto a este problema e intentemos dar el todo de nosotros mismos para reconocer estas señales.

You might also like

Loading...