7 cosas que debes saber antes de tomar un crucero con tu familia

0 17

Un viaje en crucero puede ser sinónimo de unas grandes vacaciones en pareja. Pero también es una excelente opción para viajar con la familia ya que hay actividades para cada integrante. Además, ¿a quién no le gustaría embarcarse con toda la familia y visitar muchos destinos con suficiente comida para todos? Todo suena genial, pero deberías conocer estas 7 cosas que debes saber antes de tomar un crucero con tu familia.

1. No se permite abordar con niños de cierta edad

Antes de ponerte a planear, debes saber que no todos los niños tienen pase libre para abordar un crucero. Incluso, existen algunas restricciones que deben tener en cuenta las mujeres embarazadas que desean viajar muchos días en un crucero.

Algunos cruceros no permiten abordar con bebés menores de seis a 12 meses, mientras otros no permiten niños a bordo. Estas políticas las adoptan con la finalidad de mantener un determinado decoro durante el viaje. Viking Ocean Cruises, por ejemplo, es una de esas compañías que sólo permite adultos, pero existen más compañías similares.

2. Algunas temporadas los niños pueden viajar gratis

Algunas compañías de cruceros ofrecen incentivos para que los niños naveguen gratis por completo. Este beneficio por lo general incluye a niños menores de 12 años y en el mismo camarote que sus padres. También están aquellas líneas de cruceros que solo ofrecen estos beneficios para sus servicios top. Mientras otras, de vez en cuando ofrecen que la tercera y cuarta persona viaje completamente gratis, independientemente de su edad. En otros casos, los pasajeros adicionales pueden tener descuentos. Dicho esto, siempre debemos estar pendientes sobre las ofertas especiales de las compañías de crucero.

3. Los más jóvenes no están obligados a dejar propinas

Otro tema a tener en cuenta son las propinas. Mientras que muchas líneas de cruceros hacen un cargo de servicio diario por persona, algunos no incluyen a menores de 2 o 3 años de edad. Sin embargo, estas políticas tienden a cambiar, así que asegúrate de verificar con tu compañía específica para tener mayor seguridad.

4. No todos los camarotes familiares son iguales

Muchos cruceros tienden a ofrecer las llamadas habitaciones para la familia. Pero el servicio se diferencia considerablemente de una compañía a otra. Por lo general, mientras más grandes sean las habitaciones, más caras serán. Aunque la familia puede acceder a una habitación pequeña donde entren todos, siempre será más cómoda una habitación más grande.

Lo primero que debes saber es que no es lo mismo la capacidad de huéspedes que la capacidad de almacenamiento. Lo otro a tener en cuenta es la configuración de las características de la cabina. Por ejemplo, cuartos de baños adicionales, habitaciones privadas para los adultos y otras características suben los costos. Alternativamente, una buena opción para tener dormitorios espaciosos sería reservar dos habitaciones continuas.

5. Cómo lavar la ropa sucia en un crucero

Así como el almacenaje de ropas, el lavado de ropas puede ser un factor que se debe observar. Afortunadamente, las líneas de cruceros ofrecen servicios completos y lavanderías de autoservicio (o ambas). Por lo tanto, sería de gran ayuda conocer las características al momento de preparar el viaje. Investigar y presupuestar los costos con tiempo de antelación puede ahorrar espacio, no sólo en las maletas, sino también en una cabina llena de niños.

6. Los clubes de niños y adolescentes permiten a los padres tomar un descanso

Uno de los grandes beneficios que obtienen los adultos al viajar en cruceros son las instalaciones supervisadas para niños. Estos servicios permiten que los padres puedan disfrutar de un tiempo a solas. Además, la mayoría de los clubes para jóvenes son de cortesía, esto incluye las guarderías para los más pequeños.

Aunque existan muchas actividades a bordo para disfrutar con toda la familia, no todos querrán participar. Para estos casos son ideales los espacios exclusivos para niños. Quizás los adultos tampoco quieran moverse de sus propios espacios exclusivos, entonces todo está calculado. Para acceder a estos servicios es importante que los padres firmen algunos documentos autorizando la estancia de los pequeños.

7. El comedor es tanto para niños como para adultos

En tiempos actuales, los comedores de los cruceros son ideales para todas las edades. Aunque nunca está demás advertir a los cocineros respecto a alergias o dietas especiales. Los adultos pueden participar de sus actividades favorita mientras los niños disfrutan de algunas delicias en el comedor.

Los celiacos tienen espacio en los cruceros, hay muchas alternativas libres de gluten, lactosa y otros productos alérgicos. Una buena práctica es alertar a la compañía de cruceros de cualquier necesidad dietética especial con cierto tiempo. Así podrán prepararse para poder brindarte un servicio con la misma calidad que al resto. Sin embargo, quienes viajan con bebés deben tener en cuenta que no todos los cruceros ofrecen alimentos para bebés.

You might also like

Loading...